La patrona Cena y da.

Lo que más le importaba a Sofia la patrona era que cada uno de sus seis hijos almorzara inmediatamente llegaran a casa, después de estar medio día en el colegio donde recibían clases de comportamiento y también de matemáticas. Hace más de cuatro años ya que Cenaida estanca su vida entre la cocina y la […]

Leer Más "La patrona Cena y da."

Planchas y varillas.

El frío y el silencio hacen de este cuarto un lugar poco usual para quienes aún respiran, pues en cada pedacito de él hay una historia guardada y que pocas veces ha sido contada de esta manera. Las varillas parecen torcidas por tanto uso en los años que llevan cargando cuerpos exánimes, cuerpos que ya […]

Leer Más "Planchas y varillas."

Vagón uno.

Sigo suelo abajo donde me acogen muy amablemente las ruedas que besan los rieles, para cantar juntos la siguiente estrofa: Sus puertas arriba los encierran camareros, putas y esclavos/ nos deslizamos debajo de una forma amable: podemos coger para todos los lados apenas soplando las piedras y el pavimento mientras ustedes caen. El calor arriba […]

Leer Más "Vagón uno."

Con no más de ocho años.

Por ese entonces lo que tú más necesitabas era caminar por el campo cogiendo moras y persiguiendo panales de abajas; a veces toros. A veces ordeñábamos las vacas en la finca del amiguito Antonio, al que un par de veces le salieron dos dedos demás, después de machucarse con la puerta del establo. Te hablo […]

Leer Más "Con no más de ocho años."

Postales de la Capital

A esta hora, cuando es la perfecta para muchas otras cosas, una obra cambia de dirección mientras retorno. Algo bueno ha de salir a flote de todos modos, cuando me vaya lejos de esta ciudad, donde abrazan fuerte y me tocan muy lejos tan solo con una mano, y entonces puedo respirar. Qué falta ha […]

Leer Más "Postales de la Capital"